cargando...

Introducción

Una gran influencia en nuestra misión y formación de G+M, ha sido el enfoque de la repetición del ejercicio de varias obras como mejora continua, bajo un concepto integral en el que se diseña, desarrolla y promueven proyectos, que llevaron a cabo los precursores de la arquitectura mexicana Luis Barragán y Mario Pani.

En G+M, se coloca la experiencia humana en el centro de nuestro proceso de diseño, para entregar proyectos atractivos, que respondan a la forma en que la gente realmente usa los espacios.

G+M está enfocado a la vivienda vertical intra urbana media, con más de 30 años en el desarrollando trabajos en diferentes disciplinas del diseño Arquitectónico; desde Vivienda Vertical Media y Residencial, Corporativo, Comercial, Industrial hasta obras en estaciones de servicio en el área de Aeronáutica.

Misión

Generar espacios prácticos y adecuados para cada usuario, donde las personas se sientan bien cuando lo experimentan, encuentren conexión y pertenencia.

Buscando evolucionar junto con la sociedad para realizar una arquitectura funcional, con carácter y con respeto por el entorno.

Visión

Constantemente nos encontramos en una etapa de perfeccionamiento de nuestros trabajos, diseñando calidad de vida e integrando soluciones a las necesidades de los usuarios, buscando darle valor agregado a su vida. El bienestar es nuestro principal objetivo.

Diseñamos en todos los niveles, por dentro y por fuera; en donde el espacio se adapte a la vida cotidiana, considerando la tendencia hacia la verticalidad y movilidad, creando lugares animados y agradables, contribuyendo un poco más estéticamente, en donde la arquitectura hable de su tiempo y su lugar, y a la vez, anhele a la eternidad.

Trayecto

Nuestra historia comienza como ALTA FORMA en 1988, siendo un despacho de arquitectura con una visión de convertirnos en una desarrolladora Inmobiliaria. Comenzamos involucrándonos en proyectos relacionados con temas de aviación, tales como: el diseño de varios hangares, diferentes almacenes de refacciones para aviones, la terminal 2 en el aeropuerto de los Cabos en Tijuana, por mencionar algunos.

Este comienzo permite obtener fama dentro de este giro, por lo que otras empresas comienzan a ver a G+M como especialista en aviación, lo que nos permitió incursionar en más proyectos del sector:

  • Terminal FBO de Toluca, Estado de México (Fixed Base Operation) en donde se recibe la aviación privada, se llevaron a cabo un proyecto integral que contemplaba las oficinas, almacenes, hangares, terminales de pasajeros.
  • Terminal de helicópteros en el aeropuerto de la CDMX (Grupo Protexa), se consideró la pista de despegue, planeando un espacio adecuado para que los helicópteros pudieran realizar maniobras.
  • Condominio de hangares, proyecto en el que se mezclaba la construcción de hangares con un desarrollo inmobiliario, dentro del aeropuerto de la CDMX.

Después a esta etapa, es que se decide retomar el rumbo a la visión original, involucrándonos en el diseño de viviendas para terceras personas.

El año de 2005, fue el comienzo para el desarrollo de proyectos de forma integral, diseñando el primer conjunto habitacional de vivienda vertical; Manuel Caballero en la Colonia Obrera y posteriormente el edificio de Pátzcuaro en la Colonia Anáhuac y Alcázar San Isidro en la Colonia Azcapotzalco. Permitiendo una sinergia de crecimiento entre cada obra, logrando que cada trabajo subsecuente sea más grande en tamaño, inversión y experiencia.

Diseño Pasivo

El diseño pasivo no es un concepto nuevo, sino que nace muchos años atrás y hace referencia a las necesidades de confort interior. Los diseños se basan principalmente en la utilización de los recursos naturales para alcanzar condiciones adecuadas para la habitabilidad.

Hoy en día el objetivo de hacer uso de dichos recursos naturales consiste en maximizar la eficiencia energética del edificio con el propósito de reducir la demanda energética del mismo.

De manera que no tendría ningún sentido tener un consumo energético nulo en el edificio teniendo una situación de disconfort térmico, de la misma manera que no tendría ningún sentido hacer un uso desmesurado de la energía para alcanzar el confort térmico.

Para conseguir alcanzar dichos objetivos antes que nada deben identificarse los consumos energéticos en un edificio, que son cinco:

  • Consumo de energía para climatización
  • Consumo de energía para agua caliente sanitaria (ACS)
  • Consumo de energía eléctrica
  • Consumo de agua potable
  • Consumo de agua no potable

La calidad del diseño pasivo se caracteriza por la demanda energética para climatización del mismo, que se calcula teniendo en cuenta: las pérdidas a través de la envolvente termina, las perdidas por ventilación, las ganancias por radiación solar y las ganancias por cargas internas.

Los puntos fundamentales del diseño pasivo son los siguientes:

  • Orientación
  • Protección solar
  • Envolvente térmica
  • Ventilación

Por tanto, el objetivo primordial de un diseño pasivo consistirá en optimizar y adecuar cada uno de los puntos fundamentales a cada caso en particular para conseguir un confort térmico con el mínimo consumo energético posible.



facebook twitter youtube